Te ayudamos a protegerte de fraudes online relacionados con el COVID‑19

Queremos garantizar la seguridad de los usuarios en la red. Por este motivo, todos nuestros productos y servicios integran potentes tecnologías de protección que ayudan a detectar y neutralizar las amenazas antes de que supongan un peligro.

Visto el reciente aumento de los ciberfraudes relacionados con la crisis del coronavirus (COVID‑19), te ofrecemos una serie de consejos para identificar y evitar estas estafas y salvaguardar tu seguridad online.

Fraudes comunes relacionados con el COVID‑19

Falsos mensajes de organizaciones sanitarias

Los estafadores se pueden hacer pasar por la Organización Mundial de la Salud, el Ministerio de Sanidad o el Centro Nacional de Epidemiología para ofrecer supuestos remedios, pruebas o información relativa al COVID‑19.

Sitios web que venden productos fraudulentos

Algunos sitios anuncian desinfectante de manos, mascarillas y otros productos muy solicitados que nunca llegan al comprador.

Falsas fuentes gubernamentales

Ciertos timadores aseguran proporcionar pagos e información en nombre de la Agencia Tributaria y el Gobierno de España.

Ofertas financieras fraudulentas

Los defraudadores pueden hacerse pasar por bancos, inversores o cobradores de deudas con ofertas diseñadas para robar datos financieros.

Falsas solicitudes de donaciones benéficas

Contrasta y verifica las presuntas solicitudes de donativos para luchar contra el COVID‑19 por parte de organizaciones caritativas, hospitales y el Ministerio de Sanidad.

Cómo evitar los fraudes más comunes

Ser consciente de los canales empleados por los estafadores

Los ciberdelincuentes están aprovechando la avalancha de comunicados referentes al COVID‑19 para ocultar sus estafas bajo la forma de mensajes legítimos sobre el virus. Aparte de correos electrónicos, también pueden utilizar mensajes de texto, llamadas automatizadas y sitios web maliciosos.

Consultar sitios web autorizados

Los estafadores suelen hacerse pasar por fuentes conocidas y de confianza. Se recomienda acceder a sitios web fiables como www.lamoncloa.gob.es, www.mscbs.gob.es o www.who.int/es para obtener la información más reciente sobre el COVID‑19.

Desconfiar de las solicitudes de información personal o financiera

Si recibes una solicitud de información inesperada, analiza detenidamente el mensaje. Los defraudadores a menudo piden introducir credenciales de acceso o compartir datos bancarios o direcciones con ellos. También pueden solicitar pagos mediante transferencia bancaria o moneda virtual.

Comprobar la existencia de una organización benéfica antes de realizar un donativo

Algunos fraudes sacan provecho de la buena voluntad de las personas solicitando donaciones para combatir el COVID‑19. Conviene investigar primero si la institución caritativa es legítima; por ejemplo, se puede consultar si se trata de una ONG registrada.

También hay impostores que simulan pertenecer a organizaciones benéficas reales. Para asegurarse de que el dinero llegue al destinatario previsto, lo mejor es donar a través de su sitio web (nunca se debe hacer clic en un enlace recibido).

Comprobar enlaces y direcciones de correo electrónico antes de hacer clic en ellos

Los enlaces falsos suelen imitar los de sitios web fidedignos añadiendo palabras o letras. Si lees algo así como "haz clic aquí", coloca el cursor sobre el enlace –con cuidado para no hacer clic– y asegúrate de que la URL no contenga errores. La presencia de faltas de ortografía y de letras o números aleatorios en una dirección URL o de correo electrónico puede indicarnos que se trata de una estafa.

Buscar si existen notificaciones previas

Es probable que el usuario no sea el primero en recibir un determinado mensaje fraudulento. Es aconsejable copiar el correo electrónico, el número de teléfono o el fragmento más sospechoso del mensaje y pegarlo en un buscador para comprobar si ya se ha denunciado antes.

Añadir una capa de seguridad adicional a las cuentas personales

Para reforzar la protección en el ámbito virtual, es necesario agregar la autenticación de dos factores –también llamada "verificación en dos pasos"– a las cuentas personales. De este modo se obtiene una capa de seguridad más, ya que se requieren dos elementos para acceder a la cuenta; por ejemplo, algo que el usuario sabe (una contraseña) y algo que tiene a mano (el móvil o una clave de seguridad física).

Notificación de fraudes

Si detectas algo sospechoso, notifica a la policía y a la Guardia Civil.

Ayuda a los demás a evitar las estafas online relacionadas con el COVID‑19

Te animamos a compartir estos consejos con familiares y amigos para velar por la seguridad de todos en Internet. Puedes descargar un documento PDF con toda la información resumida en el enlace.

Descargar PDF