Herramientas y consejos para ayudarte
a navegar de forma segura.

Protegemos tu privacidad online automáticamente con medidas de seguridad punteras. Hay algunos pasos adicionales que puedes seguir para gestionar tu seguridad online y elegir el nivel de protección adecuado para ti.

Refuerza la seguridad
de tu cuenta de Google.

Revisión de Seguridad

Haz la Revisión de Seguridad

La Revisión de Seguridad es una forma sencilla de proteger tu cuenta de Google. Esta herramienta te ofrece recomendaciones de seguridad útiles y personalizadas que puedes seguir paso a paso para reforzar la seguridad de tu cuenta de Google.

VERIFICACIÓN EN DOS PASOS

Protégete de los hackers con la verificación en dos pasos

La verificación en dos pasos evita que los usuarios sin autorización accedan a tu cuenta, ya que debes usar un factor secundario además de tu nombre de usuario y contraseña para iniciar sesión. Para los usuarios que están en peligro de sufrir ataques intencionados online y necesitan estar todavía más protegidos, hemos creado el Programa de Protección Avanzada.

Un poco de ayuda con
tus contraseñas.

Utiliza contraseñas seguras y únicas

Crear una contraseña segura y única para cada una de tus cuentas es uno de los pasos más importantes que debes seguir para proteger tu privacidad. Si utilizas la misma contraseña para iniciar sesión en varias cuentas, como tu cuenta de Google, tus perfiles de las redes sociales y sitios web de tiendas, es más fácil que pongas en riesgo tu seguridad.

Recuerda todas tus contraseñas

Un gestor de contraseñas, como el de tu cuenta de Google, te ayuda a proteger y recordar las contraseñas que usas en sitios web y aplicaciones. El gestor de contraseñas de Google te permite crear, recordar y almacenar con seguridad todas las contraseñas para que puedas iniciar sesión en tus cuentas de forma fácil y segura.

Comprueba que tus contraseñas sean seguras

Comprueba el nivel de seguridad de tus contraseñas guardadas rápidamente con la función Revisión de contraseñas. Averigua si se ha vulnerado alguna de tus contraseñas guardadas de cuentas o sitios web de terceros y cámbiala fácilmente si es necesario.

Utiliza contraseñas seguras y únicas

Crear una contraseña segura y única para cada una de tus cuentas es uno de los pasos más importantes que debes seguir para proteger tu privacidad. Si utilizas la misma contraseña para iniciar sesión en varias cuentas, como tu cuenta de Google, tus perfiles de las redes sociales y sitios web de tiendas, es más fácil que pongas en riesgo tu seguridad.

Recuerda todas tus contraseñas

Un gestor de contraseñas, como el de tu cuenta de Google, te ayuda a proteger y recordar las contraseñas que usas en sitios web y aplicaciones. El gestor de contraseñas de Google te permite crear, recordar y almacenar con seguridad todas las contraseñas para que puedas iniciar sesión en tus cuentas de forma fácil y segura.

Comprueba que tus contraseñas sean seguras

Comprueba el nivel de seguridad de tus contraseñas guardadas rápidamente con la función Revisión de contraseñas. Averigua si se ha vulnerado alguna de tus contraseñas guardadas de cuentas o sitios web de terceros y cámbiala fácilmente si es necesario.

Protege tus dispositivos.
Navega por Internet de forma segura.
Un teléfono con una notificación que indica que la conexión es segura
Evita las estafas online y
los intentos de suplantación de identidad (phishing).

Descubre cómo pueden contactarte los estafadores

Los estafadores pueden aprovecharse de la buena voluntad camuflando sus estafas como mensajes legítimos. Además de correos electrónicos, los estafadores pueden utilizar SMS, llamadas automatizadas y sitios web maliciosos para aprovecharse de ti.

Comprueba siempre las URL o los enlaces sospechosos

La suplantación de identidad, o phishing, es una forma de engaño que pretende que facilites información personal o financiera confidencial, como una contraseña o datos bancarios. Puede tomar distintas formas, como una página de inicio de sesión falsa. Para evitar los ataques de phishing, nunca hagas clic en enlaces dudosos; comprueba siempre la URL, ya sea colocando el cursor sobre el enlace o manteniendo pulsado el texto en el móvil, para asegurarte de que el sitio web o la aplicación sean legítimos; y comprueba que la URL del sitio web empieza por "https".

Ten cuidado con los intentos de suplantación de identidad

Los estafadores pueden hacerse pasar por organizaciones legítimas como organismos gubernamentales u organizaciones sin ánimo de lucro. Te recomendamos que vayas siempre con cuidado cuando recibas mensajes de alguien que alega ser un recurso acreditado. Si alguien que conoces te envía un correo electrónico, pero su mensaje te parece extraño, puede que su cuenta haya sido hackeada. No respondas al mensaje ni hagas clic en ningún enlace si no has comprobado que el correo electrónico es legítimo. Desconfía de cosas como solicitudes urgentes de dinero, historias para dar lástima sobre alguien que se ha quedado atrapado en otro país o personas que afirman que les han robado el teléfono y no pueden recibir llamadas.

Ten cuidado con las estafas o solicitudes de información personal por correo electrónico

Los mensajes de desconocidos pueden hacerte sospechar. Hasta una comunicación de alguien en quien confías, como tu banco, puede ser una suplantación de identidad. No respondas a correos electrónicos, ventanas emergentes o mensajes instantáneos sospechosos que te soliciten información personal. Nunca hagas clic en enlaces sospechosos ni introduzcas información personal en formularios o encuestas dudosos. Si se te solicita una donación para organizaciones sin ánimo de lucro, ve directamente al sitio web de la organización para hacerla en lugar de hacer clic en el enlace que te ha llegado.

Comprueba los archivos antes de descargarlos

Algunos ataques de phishing sofisticados pueden producirse a través de documentos o archivos PDF adjuntos infectados. Si recibes un archivo adjunto sospechoso, utiliza Chrome o Google Drive para abrirlo. Analizaremos el archivo automáticamente y te avisaremos si detectamos un virus.

Descubre cómo pueden contactarte los estafadores

Los estafadores pueden aprovecharse de la buena voluntad camuflando sus estafas como mensajes legítimos. Además de correos electrónicos, los estafadores pueden utilizar SMS, llamadas automatizadas y sitios web maliciosos para aprovecharse de ti.

Comprueba siempre las URL o los enlaces sospechosos

La suplantación de identidad, o phishing, es una forma de engaño que pretende que facilites información personal o financiera confidencial, como una contraseña o datos bancarios. Puede tomar distintas formas, como una página de inicio de sesión falsa. Para evitar los ataques de phishing, nunca hagas clic en enlaces dudosos; comprueba siempre la URL, ya sea colocando el cursor sobre el enlace o manteniendo pulsado el texto en el móvil, para asegurarte de que el sitio web o la aplicación sean legítimos; y comprueba que la URL del sitio web empieza por "https".

Ten cuidado con los intentos de suplantación de identidad

Los estafadores pueden hacerse pasar por organizaciones legítimas como organismos gubernamentales u organizaciones sin ánimo de lucro. Te recomendamos que vayas siempre con cuidado cuando recibas mensajes de alguien que alega ser un recurso acreditado. Si alguien que conoces te envía un correo electrónico, pero su mensaje te parece extraño, puede que su cuenta haya sido hackeada. No respondas al mensaje ni hagas clic en ningún enlace si no has comprobado que el correo electrónico es legítimo. Desconfía de cosas como solicitudes urgentes de dinero, historias para dar lástima sobre alguien que se ha quedado atrapado en otro país o personas que afirman que les han robado el teléfono y no pueden recibir llamadas.

Ten cuidado con las estafas o solicitudes de información personal por correo electrónico

Los mensajes de desconocidos pueden hacerte sospechar. Hasta una comunicación de alguien en quien confías, como tu banco, puede ser una suplantación de identidad. No respondas a correos electrónicos, ventanas emergentes o mensajes instantáneos sospechosos que te soliciten información personal. Nunca hagas clic en enlaces sospechosos ni introduzcas información personal en formularios o encuestas dudosos. Si se te solicita una donación para organizaciones sin ánimo de lucro, ve directamente al sitio web de la organización para hacerla en lugar de hacer clic en el enlace que te ha llegado.

Comprueba los archivos antes de descargarlos

Algunos ataques de phishing sofisticados pueden producirse a través de documentos o archivos PDF adjuntos infectados. Si recibes un archivo adjunto sospechoso, utiliza Chrome o Google Drive para abrirlo. Analizaremos el archivo automáticamente y te avisaremos si detectamos un virus.

Space Shelter: un juego para aprender a incrementar tu seguridad en Internet

Space Shelter es un juego interactivo sobre seguridad online divertido y accesible para todos. Viaja por el universo y juega a cinco minijuegos educativos. Aprende cómo mejorar la seguridad de tus cuentas online, a proteger tu información personal y evitar los peligros de la suplantación de identidad (phishing) y las estafas. Así podrás alcanzar tu destino final: el refugio Space Shelter.

Descubre más formas
de protegerte online.