Ayudamos a los niños a explorar el mundo en línea con inteligencia y confianza

Creamos recursos y sugerencias para ayudar a los niños a convertirse en ciudadanos digitales inteligentes y enseñarles a tomar mejores decisiones en línea.

Toma decisiones informadas en línea gracias a estas sugerencias y recursos

  • Lanzamos "Sé genial en Internet" para ayudar a los niños a ser ciudadanos digitales inteligentes

    A fin de que puedan aprovechar Internet al máximo, los niños deben estar preparados para tomar decisiones informadas. Este programa les enseña los conceptos fundamentales asociados a la ciudadanía digital y la seguridad para que puedan explorar con confianza el mundo en línea. Para aprender a ser geniales en Internet, pueden jugar con Interland, una aventura en línea que pone en práctica las lecciones clave sobre seguridad digital mediante cuatro desafiantes juegos.

    Hasta ahora, lanzamos este producto en EE.UU. y América Latina, y planeamos seguir expandiéndonos a otros mercados. Incluso presentamos este programa de estudio en escuelas de EE.UU. como parte del Online Safety Roadshow para ayudar a los adolescentes a aprender a ser inteligentes y estar seguros en línea.

Sé inteligente en Internet. Comparte con cuidado

Las buenas (y malas) noticias viajan rápido en línea y, si no se toman algunas precauciones, los niños podrían encontrarse en situaciones complicadas con consecuencias duraderas. Creamos sugerencias para que aprendan a compartir información de forma segura con las personas indicadas.

  • Háblales sobre su rastro digital

    Junto a tus hijos, busquen información en línea sobre ti mismo o sobre un músico que les guste, y hablen sobre los resultados que aparecen. Te recomendamos que los mires de antemano. Cuéntales lo que otras personas pueden descubrir sobre uno a partir de esos resultados y explica cómo se crea un rastro digital en línea.

  • Ayúdalos a minimizar la comparación social

    Asegúrate de que tus hijos sepan que lo que sus amigos comparten en línea es, por lo general, solo la mejor parte de la historia. Recuérdales que sus compañeros también se aburren y viven momentos tristes o vergonzosos, pero que no los comparten.

  • Crea reglas para tu familia sobre qué compartir

    Establece expectativas claras para tu familia sobre lo que no se debe compartir en línea, como fotos o información privada. Tómate algunas fotos con ellos y habla sobre cómo deben compartirlas de manera responsable. Por ejemplo, diles a tus hijos que no solo piensen en ellos, sino en los demás, antes de compartir fotos. Recuérdales que deben pedir permiso si no están seguros.

  • Enséñales qué implica compartir más de lo que deberían

    Piensa con ellos en posibles soluciones para cuando alguien comparte más de lo que debería, como eliminar la publicación o modificar la configuración de privacidad. Ante un caso concreto, ayúdalos a mantener la perspectiva. Si bien algunos momentos vergonzosos son graves, otros pueden convertirse en una buena lección.

Mantente alerta en Internet. No caigas en trampas

Es importante que los niños sepan que las personas y situaciones en línea no siempre son lo que parecen. Creamos una guía útil para ayudarlos a discernir entre lo que es real y lo que no.

  • Explícales qué es el robo de identidad

    Explícales por qué hay personas que querrán obtener sus contraseñas y datos privados. Con esa información, alguien podría usar su cuenta y hacerse pasar por ellos.

  • Ayúdalos a identificar intentos de suplantación de identidad (phishing)

    Tal vez tus hijos no adviertan que ciertas personas intentarán engañarlos para obtener su información personal. Enséñales a recurrir a ti si reciben un mensaje, vínculo o correo electrónico de un desconocido que les solicite información de la cuenta o que contenga un archivo adjunto sospechoso.

  • Enséñales a reconocer trampas

    Explícales que hay algunas trampas que pueden parecer mensajes de amigos. Incluso los adultos más experimentados caen en ellas. Recomiéndales que, si sospechan de un mensaje, hablen directamente contigo. Responder de manera seria a sus preocupaciones ayuda a reforzar la confianza.

  • Busquen juntos indicadores de seguridad

    Visiten juntos un sitio y busquen elementos que indiquen si es seguro. ¿Aparece un candado junto a la URL o comienza con el protocolo "https"? ¿La URL coincide con el nombre del sitio? Muéstrales el tipo de elementos a los que deben prestar atención cuando ingresan en una página.

Mantente seguro en Internet. Protege tus secretos

La seguridad y la privacidad personal son tan importantes en línea como en la vida real. Es importante que tus hijos comprendan cómo proteger su información valiosa, además de prevenir que se dañen reputaciones, relaciones y dispositivos.

  • Crea contraseñas seguras

    Enséñales a convertir una frase fácil de recordar en una contraseña segura. Combina al menos ocho letras mayúsculas y minúsculas, y cambia algunas por símbolos y números. Por ejemplo, "Mi hermana se llama Sofía" puede convertirse en "mHsL$0f1@". Ayúdalos a entender qué contraseñas son poco seguras, como su dirección o fecha de nacimiento, "123456" o la palabra "contraseña", que resultan fáciles de adivinar.

  • La información privada no se comparte

    Diles qué información deberían mantener en privado, como su dirección personal y sus contraseñas, o el nombre de la escuela a la que asisten. Aliéntalos a que te cuenten si alguien les solicita datos similares a esos.

  • Fomenta el cuidado de contraseñas

    Enséñales a pensar dos veces antes de ingresar su contraseña en cualquier lugar y a verificar que la app o el sitio sean los correctos. Cuando tengan dudas, deberían hablar contigo antes de ingresar información. Además, aliéntalos a que usen distintas contraseñas para sitios y apps diferentes. Pueden tener una principal y agregar distintas letras según la app.

  • Ayúdalos a evitar bromas

    Recuérdales que si mantienen sus contraseñas privadas, evitarán que otros accedan a sus cuentas con el fin de enviar mensajes falsos o vergonzosos.

Sé amable en Internet. Ser amable es genial

Internet es una herramienta poderosa que puede usarse para comunicar elementos positivos, pero también negativos. Para ayudar a los niños a hacer lo correcto, ayúdalos a aplicar el concepto de "trata a otros como quieres que te traten" a todo lo que hagan en línea, ya que esto tendrá un impacto positivo en otras personas y desalentará el hostigamiento.

  • Crea un diálogo en torno al hostigamiento en línea

    Háblales sobre el acoso en línea o sobre cuando las personas usan herramientas virtuales para herir a otros intencionalmente. Diles a quién deben recurrir si ven o experimentan una situación así. Pregúntales si ellos o sus amigos fueron víctimas de algún tipo de crueldad en línea. Estas son algunas de las preguntas que puedes hacerles: ¿Cómo fue el acoso o la agresión? ¿Cómo te sentiste? ¿Pensaste que podías ayudar a frenar la situación contándole a alguien sobre el comentario malintencionado?

  • Establece valores familiares en línea

    Sé claro sobre cómo esperas que actúen en línea. Recomendarles que traten a los demás como les gustaría que los trataran a ellos y que solo digan en línea cosas que dirían en una conversación cara a cara es una buena forma de empezar.

  • Háblales sobre el significado detrás de las palabras y fomenta una actitud positiva

    Háblales sobre el tono de voz y recuérdales que es fácil malinterpretar lo que alguien quiere decir en línea. Aliéntalos a pensar que los comentarios tienen buenas intenciones y a hablar directamente con sus amigos si no están seguros sobre lo que alguien quiso decir. Recalca lo bien que se siente enviar y recibir mensajes positivos en línea. Usa una de tus apps con ellos para enviar un mensaje o un comentario positivo.

Sé valiente en Internet. Si tienes dudas, pregunta

Hay una lección que se aplica a todos los tipos de encuentros digitales: ante situaciones dudosas, los niños deben sentirse cómodos para hablar al respecto con un adulto de confianza. Puedes promover este comportamiento fomentando una comunicación abierta en casa.

  • Hablen sobre su actividad en línea

    Dedica tiempo a hablar sobre la manera en que tu familia usa la tecnología. Muestra interés en las apps que tus hijos utilizan con mayor frecuencia y pídeles que te las muestren. Pregúntales cómo las usan y qué les gusta de ellas.

  • Establece límites que se puedan modificar con el tiempo

    Establece reglas para las cuentas de tus hijos, como filtros de contenido y límites de tiempo, y diles que posiblemente cambien a medida que ellos crezcan. Las reglas deberían modificarse con el tiempo. No basta con configurarlas por única vez.

  • Ayúdalos a identificar las personas a las que pueden recurrir

    Identifica a tres personas de confianza a las que pueden recurrir si se encuentran con contenido en línea que les genera incomodidad. Estas personas podrán ayudarlos a procesar el contenido que vieron y evitar que accedan a contenido similar en el futuro.

  • Fomenta el tiempo de calidad en línea

    Aliéntalos a usar juegos y apps que les enseñen a ser creativos o resolver problemas.

Más información sobre nuestras iniciativas de seguridad

Tu seguridad

Protegemos tu actividad en línea con la tecnología de seguridad líder en la industria.

Tu privacidad

Creamos privacidad que funciona para todos.

Para familias

Te ayudamos a administrar el contenido en línea apropiado para tu familia.